miércoles, 7 de enero de 2015

Guido Girardi ensucia al senado

Soy de aquellos que, pese a los antecedentes, pensaba ingenuamente que Guido Girardi Lavín estaría a la altura de la investidura de Presidente del Senado.

Bien lo sabía el servicio de correspondencia de la Cámara de Diputados cuando debió enviar cartas que promovían su candidatura para la presidencia del PPD.. Ha usado la testera del Senado para boicotear al Gobierno en cada oportunidad que ha podido, tanto dentro como fuera del país..Ha propuesto desde su elevada tribuna las cosas más confrontacionales posibles con el objeto de obtener pequeñas ventajas políticas por sobre el bien común: aprobar toda clase de abortos, boicotear la ley corta de Isapres, llegando al extremo de respaldar, incluso impedir que se tramiten leyes, como por ejemplo dificultar la tramitación de leyes de educación e incluso bloquear la tramitación de la Ley Presupuestaria, cosa que le costó la vida al Presidente Balmaceda hace más de un siglo.



Diría, a juzgar por las imágenes, que se sentía más parte de ellos… que representante del Senado. Mucho menos Presidente del mismo.

En 2006 Girardi asumió su responsabilidad política al reconocer que en el marco de la campaña senatorial de 2005 utilizó los servicios de la empresa Publicam para hacer cuadrar ante el Servicio Electoral sus gastos de campaña. Esta era la misma firma que estuvo involucrada en las irregularidades que se detectaron en ese entonces al interior de Chiledeportes. En esa oportunidad la Alianza consideró inverosímiles sus descargos.Leer más en el artículo: Girardi y las facturas falsas

Su bandera de lucha era la defensa del medio ambiente y la salud lo que le permitió tener acceso a los medio y crear una imagen de político cercano a la gente. En 2005, hizo llamadas a la entonces subsecretaria de Carabineros, para que destituyera a dos funcionarios policiales que lo habían infraccionado por exceso de velocidad en la ruta a Valparaíso

Elegido en cargos por la comuna de Cerro Navia, en la cual él ni su familia jamás han vivido, ha aceptado el reto de liderar el Senado con un estilo contradictorio. . Básicamente, por un acuerdo cupular, tan característico en estos tiempos de democracia y consensos, entre partidos de su coalición.

En términos sencillos, este acuerdo es pésimo para la calidad de la democracia que se quiere construir. Sin embargo, queda planteada la pregunta siguiente: ¿cuáles son cualidades que debe tener un buen político?. La segunda cualidad que debe poseer un buen político es poseer una mente trabajada en la rigurosidad del saber y de hacer las preguntas correctas. Los políticos deben ser reconocidos claramente por la ciudadanía por las convicciones que sustentan y defienden. El carácter imprime el sello en la conducta del individuo. Ellos, no tienen un conflicto entre lo que es conveniente y lo que es correcto. Al comportarse un individuo así, podría ser llamada una persona honrada, es decir que posee honor.

0 comentarios:

Publicar un comentario