viernes, 11 de agosto de 2017

Veranos en casa

Es una tradición ya adoptada por muchos el ahorrar durante el año para en verano ir de vacaciones con la familia, pero ¿por qué debemos gastar todo ese dinero fuera de casa?, una opción también es quedarse en casa y hacer lo que durante los meses de invierno en los cuales hay trabajo y los niños deben ir a colegio, como por ejemplo quedarse todo un día en pijama, comer pizza y ver películas.

 Salir de casa la mayoría de las veces se torna un trámite complicado, suele suceder que se queda parte del equipaje, que más de alguien no lleva los documentos necesarios, que el auto necesita de insumos, que el lugar de arriendo es muy caro, o que queda muy lejos de la zona que quieren visitar, por ende, se gastará más dinero en combustible, y así un sinfín de cosas que ocurren cuando queremos salir. En cambio en casa lo tenemos todo, desde la comodidad de poder dormir en nuestras camas, hasta poder cocinar lo que queramos si necesidad de pagar demás.



Un panorama interesante y que no pasa de moda es ir al cine, pero ¿qué pasa si hace mucho calor para salir de casa?, ¿o simplemente no queremos salir?, una excelente alternativa es ¡hacer cine en el hogar!, sólo debemos buscar la película que queremos ver, cerrar las cortinas o bajar las roller shades para que la iluminación sea perfecta, y algo para comer. Esta solución es ideal para quienes les gusta preguntar o reírse en medio de la película, para que nadie les haga callar o les conteste de mala manera. Para mayor comodidad existen cortinas motorizadas, las cuales pueden bajar y subir dependiendo de la intensidad de la iluminación que se requiera durante la película. De este modo se pueden pasar entretenidas vacaciones durante el verano, pero en nuestra casa, por mucho menos dinero y mucho más cómodo.

0 comentarios:

Publicar un comentario